Reforma de cocina.

En esta reforma se trataba de convertir una pequeña cocina y despacho es una gran cocina funcional y diáfana que se convirtiera en un punto importante de reunión de la familia.
Su ejecución implicó el derribo del muro de separación de ambas estancias, redistribución de electricidad y fontanería, alicatado, colocación de suelo porcelanito imitación madera, cornisas, tapado de una de las puertas y realización de arco en la otra, empapelado de la zona destinada a comedor y pintura de toda la estancia.